PUBLICIDAD
NOTICIAS
18
Feb
2011

El San Roque de Lepe recibe al Puertollano

CanalcostaTv | Lepe | 19:13 pm

Cuando comenzó la estación que perfilaba tres partidos cruciales para mantener la ilusión, Lorca, Caravaca y Jumilla, el San Roque se propuso conquistar los máximos puntos posibles y el balance es simplemente extraordinario, siete puntos de nueve posibles, lo que mantiene al conjunto de Lobera en las alturas de la tabla, tercero con 46 puntos. Es, de largo, el mejor equipo de la categoría en el último mes, por encima incluso del Murcia, actual líder.

Pero la estación no se cierra ahí, queda el Puertollano, porque inmediatamente después vendrán los lobos, Sevilla, Roquetas, Cádiz y Jaén. Así pues, el equipo aurinegro se pone ante una excelente oportunidad para seguir en gordando el ego. No será fácil el Puertollano porque está sin presiones y así será más peligroso. Pero recuerdo que al margen del San Roque juega el Municipal, entregado en cuerpo y alma, por lo que los chicos de Lobera parten con cierta ventaja.

Será baja Alfaro por acumulación de amonestaciones, dicen que buscada intencionadamente para llegar limpio a Sevilla, a su casa, y por ahí tendrá que recomponer Lobera el centro del campo. Lo bueno es que recupera a Julio de Dios, aunque vuelve en el filo porque de ver una tarjeta se perdería la cita ante el filial hispalense. Veremos qué hace el entrenador. Si arriesga de salida, si mantiene sus predicamentos o varía para jugar con el tiempo y los apercibidos.

El partido de la primera vuelta aún está en la mente del San Roque porque allí palmó por 1-0 y mereció ganar de largo. Si el fútbol te devuelve a lo largo de un camino lo que te quitó antes, entonces el partido es uno fijo en la quiniela. Pero como saben, la memoria es frágil y será mejor armarse por si las moscas.

Lobera no varía el discurso y eso tiene a su equipo en la alarma permanente, es decir, con los pies en el suelo, paso a paso, jornada a jornada. Si el San Roque sale vivo del partido ante el Puertollano, entonces los temores serán para otros. Recuerdo que el cuadro aurinegro juega al lado de la ilusión, deberes hechos por completo, mientras que los grandes favoritos juegan con la obligación pegada en la frente. Si tenemos en cuenta que los chicos de Lobera, además de competir, se divierten jugando al fútbol, la diferencia está clara: siempre gana la sonrisa.

Deja una respuesta

*