PUBLICIDAD
NOTICIAS
18
Mar
2020
La lepera ha escrito un relato donde explica el porqué los más pequeños de la casa tienen que quedarse en el hogar

Nazaret Gómez: «Me encuentro sorprendida, agradecida y contenta de que la gente haya compartido esta experiencia»

CanalcostaTv | Lepe | 22:46 pm

La lepera ha ideado una manera muy curiosa, positiva, emotiva y divertida de mostrarle a los más pequeños de la casa porqué tienen que quedarse en esta durante el coronavirus. Nazaret Gómez ha escrito un cuento donde Lucas, protagonista de la historia, describe el día a día con su «papá y mamá» en casa, disfrutando de juegos y momentos únicos que antes de la cuarentena no conocía.

Nazaret se citó con nosotros para contarnos cómo surgió la idea. Totalmente abrumada por el impacto mediático del relato (más de cinco mil veces compartido), Gómez nos ha donado un poco de su tiempo en época del maldito «bichito» coronavirus, como lo describe ella: «Me encuentro sorprendida, pero agradecida y contenta de que la gente haya compartido esta experiencia, que la haya asumido, que la haya interiorizado y compartido con sus hijos, con su familia y con todos los que lo necesiten».

Todo el mundo se pregunta la misma cuestión, ¿como surgió la idea? Su profesión, Nazaret es trabajadora social y está vinculada a niños desfavorecidos, tiene mucha culpa: «La verdad que surgió así, sin más. Yo creo que por lo que me contaban los pequeños en mi trabajo, los compañeros, los amigos, etc. No soy mamá, pero soy tita y casi todos mis amigos y compañeros son padres y me contaban días atrás la experiencia de cómo intentaban explicarle a sus hijos que tenían que quedarse en casa sin salir. A la misma vez, ellos estaban también un poco agobiados por esta nueva circunstancia. Y de ahí surgió la idea».

Para todo aquel que quiera disfrutar del relato, aquí puede leerlo:

«Soy Lucas, y papá y mamá me han dicho que tenemos que quedarnos en casa unos días sin salir, porque hay un «bichito» por la calle que nos hace enfermar. Que los «señores médicos» lo están cazando y que en casa no entrará el bichito porque las casas son MÁGICAS… Y llevan razón papá y mamá cuando dicen que nuestra casa es mágica, porque todo ha cambiado:

Ayer desayunamos los 3 juntos, hoy hemos hecho galletas para merendar. Ya no le escucho decir a mamá: «corre, que llegamos tarde!! ;cómete eso rápido que tenemos 5 minutos para salir; ahora no puedo entretenerme que estoy terminando de recoger».

Hemos jugado al juego de mesa que me dejaron los reyes y que solo había jugado una vez, nos hemos bañado en la bañera sin prisa, y hemos coloreado, hemos bailado (hasta papá) y hemos montado un castillo en forma de torre con las cartas de papá. Y todos juntos.

Mis padres no paran de repetirme que soy lo más importante para ellos. Ya lo sabía, pero no dejan de decírmelo. A veces son pesados como cuando me repiten lo de comer el puré.

Papá y mamá se miran y se sonrien. No se han enfadado estos días por las cosas de la casa, la comida, el dinero, y esas cosas que los adultos hablan a gritos.

Ahhhhh!!!!, y hemos salido a la terraza y toda la gente estaba aplaudiendo, creo que porque algún señor médico habrá logrado cazar algún bichito.

Los abuelos han aprendido a utilizar la videollamada de su teléfono.

El bichito corre rápido pero los médicos más. Papá y mamá se han besado. Y nuestra casa se ha vuelto mágica, sí.»

Deja un comentario

*